Revelan dura adicción de un Rolling Stone, que recuerda toda su aberrante conducta sexual

skynews-bill-wyman-mandy-smith_4632931

Wyman y Mandy, a fines de los 80s

El estreno del documental «The Quiet One» trajo nuevas revelaciones sobre los más ruidosos años de los Rolling Stones. La banda atravesó décadas y cambios radicales de cultura. Juzgados a los ojos de la segunda década, aquellos comportamientos resultan aberrantes. Lo cierto es que el rock and roll siempre desafió los estamentos de la corrección política. De todos los tiempos.

En el documental se reconoce algo que todos ya saben: los excesos sexuales de Mick Jagger y Keith Richards. Que ellos gozaron de todo tipo de actividad es algo sabido. Pero ahora es Bill Wyman quien revela lo inesperado: en aquellos años, el más serio y callado de los Rolling Stones fue adicto al sexo.

“Brian Jones, (fundador del grupo) y yo solíamos ir a los clubes y recoger a las chicas. Me lancé a ello. Simplemente se convirtió en parte de mi vida… Probablemente, había una adicción al sexo, porque yo no era adicto a las drogas y tampoco al vino“, explica Bill en un pasaje del documental.

Lee también: Historia de los Rolling Stones resumida; su marca indeleble en el rock

Pero algo más surge de la memoria que propone el documental: su relación con Mandy Smith, una menor de 13 años, cuando él tenía 47. La pareja se casaría en 1989, apenas ella alcanzó los 18. Pero lo más sorprendente es su reflexión: “Fui estúpido al pensar que podría funcionar”, se lamenta Wyman por el matrimonio. Según la lógica Stone, llevar adelante una pareja con una adolescente no estuvo mal. Sí lo estuvo, en cambio, casarse.

La pareja se separó apenas dos años después y Wyman jamás fue denunciado ni apresado. De hecho, él mismo se presentó en fiscalías a declarar: “Fui a la policía, fui al fiscal y le dije: ‘¿Quieren hablar conmigo? ¿Quieren reunirse conmigo o algo así?’ y recibí un mensaje de vuelta, ‘No’”.

“The Quiet One” repasa toda la vida del bajista hasta 1993, año en que se fue de la banda.

Source: Cortesía de la Guioteca.com