Museos de las rupturas amorosas suman seguidores en Europa y Estados Unidos

El primer museo de las rupturas en el mundo se trata de una colección que partió como una idea personal de los artistas Olinka Vištica, productora cinematográfica y Dražen Grubišić, un escultor.

Ellos estuvieron emparejados durante cuatro años, y cuando terminaron bromearon sobre crear un museo con todas las cosas que se habían olvidado en las casas del otro. Luego decidieron exhibirlas en una instalación artística.

museo zagreb3

La idea resultó ser tan buena, que posteriormente sumaron más cosas de antiguas relaciones, y posteriormente amigos y conocidos comenzaron a donarles objetos de sus propios quiebres.

De esa manera en 2015 inauguraron en Zagreb su museo de las rupturas que cuenta con cientos de objetos llegados de todo el mundo, con una sola idea darle un nuevo uso y mostrar a todos algo recibido en tiempos de amor.

Actualmente el museo cuenta con una exhibición permanente y otra itinerante que ha visitado diversos países del mundo, como México y Canadá.

En todas las muestras cada objeto tiene una leyenda en la que se cuenta la historia de porqué eso merece estar en la exhibición. Por ejemplo, la de un hacha que cuya descripción cuenta que fue usada durante catorce días para destruir los muebles de la ex pareja.

museo zagreb

Adicionalmente, el museo de Zabreb ha servido para inspirar a otras personas para crear en sus ciudades otros lugares destinados a los corazones rotos. Es el caso de John Quinn, quien tuvo la idea de inaugurar un museo similar en Los Angeles, situado en pleno Hollywood.

En este último caso, existe un enfoque más amplio, ya que para los directivos de este museo una relación rota puede ser en cuanto a “Las relaciones románticas(…) pero aquí cabe todo: relaciones de pareja, de amistad, trabajo, familia, con la religión, con un lugar o con el alcohol y las drogas, por ejemplo”, dice la directora del museo Alexis Hyde.

Source: Cortesía de la Guioteca.com