Charlie Sheen vive su peor momento: Las adicciones y los escándalos le pasaron la cuenta

www.vanitatis.elconfidencial.com

www.vanitatis.elconfidencial.com

Las adicciones y los escándalos hacen estragos en cualquiera. Habrá que preguntarle a Charlie Sheen, quien en 2010 era uno de los actores más cotizados de Hollywood, embolsando 1.8 millones de dólares por episodio de “Two And a Half Men”.

Es decir, hablamos del actor mejor pago a principios de la década. Pero 9 años más tarde, su situación es la inversa. La opuesta. Agobiado por las deudas, estuvo muy cerca de quedarse sin su mansión de Beverly Hills.

El alcohol, las drogas y el sexo, combinados, hicieron que el propio Sheen confiese que lo excluyeron de las productoras y estudios. Ya en agosto de 2018 pidió bajar el dinero que les pagaba a sus cuatro hijos en concepto de cuota alimenticia por falta de fondos.

En ese entonces, TN recogió las declaraciones del intérprete, confesando que “desde junio de 2016, no he podido conseguir un trabajo estable y he sido incluido en la lista negra de muchos aspectos de la industria del entretenimiento”.

Y para rematar el complejo momento, Radar Online acaba de revelar, cinco meses más tarde, que el monto que llegó a deber por la hipoteca de su casa asciende a los 86 mil dólares. Al parecer, quiso vender su residencia, pero no encontró a quien quiera hacerse con el hogar que cuenta con siete dormitorios y siete baños.

De acreditar una fortuna de 125 millones de dólares a esta realidad. Su estilo de vida lo llevó de a poco a la situación actual, viéndose obligado a pagarles suculentas sumas a Denise Richards y Brooke Mueller, las madres de sus hijos.

Por otro lado, se rumoreó que el artista gastó más de 1.5 millones en prostitutas solo en el año 2013. Así, los millones fueron desapareciendo peligrosamente.

Dijo encontrarse en una “grave crisis financiera” por una “reducción significativa en las ganancias”, con menos de 10 millones de dólares en su cuenta bancaria. Finalmente pudo librar un cheque para pagar 6 meses de la hipoteca. ¿Podrá subsistir?

Source: Cortesía de la Guioteca.com